Cuando alguien te diga: “Te quiero, te amo… sin ti se moriría”… echa a correr y no mires atrás…

Es muy distinto cuando alguien te diga: “Cariño, te elijo pero no te necesito”, es un buen comienzo, un gesto de amor profundo a uno mismo, que sin duda repercutirá en el otro.

Hay personas que buscan ser necesitados, poseer al otro, recibir más que dar, controlar, manipular… a esto le llaman amor, esto es un mal comienzo…

Cada pareja es un mundo, la crean dos personas con sus creencias y formas de ver la vida, ¿te has parado a pensar qué es lo que tú quieres con una pareja???

Para ser feliz con otro antes hay que serlo antes con uno mismo, esto es clave, para poder elegirse por valores afines desde la abundancia en todos los sentidos, sin necesidad ni dependencia.

Por eso es tan importante tener claro la diferencia entre amar y querer, o se aman y quieren desde la parte adulta de cada uno, independientes y autónomos, donde sumarán en amor, libertad y bienestar, o dos personas que se quieren desde la escasez, dependencias y carencias infantiles, que sin duda traerá conflictos y sufrimiento.

Tú eliges

El buen amor es la base de una relación sana y satisfactoria.

Amar es:

  • Respeto.
  • Comprender.
  • Perdonar.
  • Dar apoyo, cariño y comprensión.
  • Compartir.
  • Complicidad.
  • Dar lo mejor de ti sin reservas.
  • Desear lo mejor para el otro.
  • Un sentimiento desinteresado.
  • Alegría de ver a la otra persona feliz.
  • Sentirse del mismo equipo.
  • Aceptar las diferencias y valorar a la otra persona por ser quien es.
  • Dar desde el corazón sincero.

Hay parejas que se aman, pero no se quieren bien.

El amor se siente o no se siente, el querer es algo que se aprende.

El amor a veces no tiene razones, aunque si no se cuida se muere. 

El querer sí tiene razones, por eso hay parejas que un día después de una larga convivencia, se dan cuenta que sus necesidades han cambiado y la otra persona no puede darle lo que necesita, y deciden no seguir juntos.

Amar a alguien y aun así decidir separarse a veces es una prueba muy dura, pero también un gesto de amor grande hacia uno y hacia la otra persona.

Una relación de pareja tiene que sumar siempre, es para compartir dicha y no sufrimiento, es para hacerse felices y no desdichados. Una vida desdichada es una vida perdida.

 

Si quieres aprender a amarte más y mejor… y conocer la verdadera autoestima…

Si deseas crecer internamente, abrirte al amor sin límites,
llenarte de energía vibrante y enchufarte a la vida.

Vente a mis Vacaciones Mágicas de Semana Santa

«Sexualidad Tántrica & El Arte de Amar»

Será una experiencia inolvidable

Más información aquí

 

Madhu Román
Terapeuta sexual y de pareja
Atiende consulta presencial en Altea, Gandía y On-line
Autora del libro «La pareja, un viaje Mágico»
Facebook: @escuelatantranamaste
Instagram: @escuela.namaste