Sanando la Relación con nuestra Madre · Las cadenas invisibles

La relación con nuestra madre es la más significativa de nuestra vida, la base sobre la que se construyen todas las demás relaciones.

El vínculo con la madre es fundamental sanarlo, ella representa para nosotras el mundo en su totalidad y la creencia de lo que de él podemos esperar.

Nuestra madre, tan amada unas veces y tan temida muchas otras, tan cercana y a la vez tan distante.

No importa la edad que tengamos, el vínculo con nuestra madre es para toda la vida, es un lazo que nos ata y vincula a ella para siempre, estemos cerca o lejos, la veamos a menudo, poco o nunca, este viva o muerta…

Las heridas con nuestra a madre generan y activan nuestros conflictos internos, que son un obstáculo importante para el éxito en nuestra vida a todos los niveles, como mujer, madre, pareja, y profesionales.

Sanar la relación con la madre es clave para poder disfrutar de una vida plena y abundante.

Todo lo que no tengas resuelto con tu madre, aparecerá con fuerza cada vez que te enamores de alguien, emprendas un proyecto, o quieras hacer un cambio personal o profesional en tu vida. Impidiendo muchas veces lograr el amor de pareja, la abundancia económica y el éxito profesional que todas merecemos.

Las heridas de rechazo, traición o abandono, seguirán creando cadenas y ataduras emocionales con nuestra madre que de una u otra forma afectarán a todas nuestras relaciones, controlarán inconscientemente tu vida, seguirán saboteando todo lo que desees lograr, sintiendo muchas veces sensación de lucha, cansancio, duda, culpa, o inseguridad.

Algunos síntomas que nos advierten que tenemos que sanar la relación con nuestra madre:

 

  • Te sientes controlada por tu madre.
  • Sentimiento de inseguridad.
  • Remolinos de emociones.
  • Rabia, tristeza, resignación y miedos.
  • Te influye mucho lo que dice tu madre.
  • No quieres parecerte a tu madre en nada.
  • Miedo a no gustar.
  • Te duele mucho que tu madre no te reconozca lo que haces.
  • Te cuesta abrazar y besar a tu madre.
  • No te ha dicho nunca te quiero ni tu ella.
  • Necesitas tenerlo todo controlado.
  • Te justificas con facilidad para que no se enfaden contigo.
  • En el fondo no crees que seas capaz de tener éxito en tu vida.
  • Te sale rabia descontrolada con tus hijos.
  • Te importa mucho lo que piensen los demás de ti.
  • Nunca te sientes lo suficiente preparada para crear tu proyecto, tu empresa, hacerlo bien o independizarte.
  • Sientes obstáculos para lograr el éxito profesionalmente.
  • Te cuesta cobrar tu trabajo.
  • Dudas de todo y te cuesta tomar decisiones.
  • Te sabe mal decir que NO.
  • A menudo te encuentras defectos.
  • Te cuesta recibir dinero, éxito y amor.
  • Te comparas con tus hermanas, amigas y otras mujeres.
  • Tienes miedo a que te descubran y te abandonen.
  • No te crees merecedora de una vida abundante y amor verdadero…

¿Qué tenemos que hacer para estar bien con nosotras mismas y sentir el amor de forma auténtica?

  • Primero conocernos profundamente.
  • Descubrir nuestras corazas y formas de sabotaje que hemos ido creando para evitar “sentirnos» y descongelar nuestros corazones.
  • Sanar nuestra niña herida.
  • Abrazar nuestra vulnerabilidad porque en ella está nuestra verdadera fuerza.
  • Acoger con cariño y compasión a nuestra niña interior, sin duda te dará la transformación y libertad que tanto anhelas.
  • Construir un nuevo vínculo con nuestra madre desde tu mujer adulta te dará la fuerza que necesitas para abrirte al amor sin miedo, y emprender con éxito en tu campo profesional desde tu parte más poderosa y auténtica.

Nuestra formación Liderazgo con Corazón & Mujer Medicina tiene el objetivo de:

  • Poder mirar de frente a nuestra madre con una actitud nueva, madura y responsable, (esté o ya no esté en este plano) cortar el cordón umbilical emocional con ella y emprender tu propio vuelo.
  • Sanar las heridas de tu niña interior, soltando las cadenas de patrones de conducta que te hacen sufrir.
  • Hacerte amiga de tus miedos y eliminar bloqueos que te impiden avanzar hacia el éxito.
  • Ayudarte a descubrir la mujer maravillosa que realmente eres.
  • Entrenarte en hacerte cargo de tu niña interior, atender sus necesidades, y darte a ti misma el mejor maternaje.
  • Llegar a ser la persona más amorosa y respetuosa contigo misma, sentirte libre y merecedora de todo lo bueno
  • Aprender una manera efectiva de relacionarte contigo misma y otras mujeres empoderadas.
  • Reeducar tu manera de pensar, para eliminar los sabotajes que te impiden ser feliz.
  • Llegar a convertirte en una mujer libre, feliz y autorrealizada que tanto anhelas y mereces.

Para más información sobre la formación Liderazgo con Corazón haz click AQUÍ

Recuerda eres  más de lo que:
Te han permitido Ser.
Te han dicho que eres.
Tú misma te has imaginado”…

Un abrazo

Madhu Román