Las creencias nos condicionan enormemente…

“El dinero es malo, el dinero trae problemas, la gente espiritual no le damos valor al dinero, no mezcles dinero y amistad, el dinero hace a la agente egoísta, el dinero separa, el dinero es una fuente de conflictos, la vida es luchar y sacrificarse, el dinero fácil corrompe…”

Durante años he escuchado y sigo escuchando estos comentarios y muchos más, yo misma tuve muchas de estas creencias alrededor del dinero en mi pasado.

El dinero no es bueno ni malo, es solo energía, cada uno le damos un valor en función de nuestras creencias.

A menudo luchamos duramente haciendo trabajos que no nos gustan para conseguirlo, viviendo sin motivación, cansados, estresados, generando frustración, llevándonos muchas veces incluso a la enfermedad.

Esto es en parte debido a los miedos que impiden dedicarte a trabajar en lo que más te gusta y vivir de tu vocación y habilidades esenciales.

¿Qué creencias nos impiden ser una persona próspera?

Hay personas que buscan a través del dinero el prestigio social y el reconocimiento que en el fondo no se dan a sí mismas.

Hay parejas que cuando se enamoran, no tienen límites, el dinero es una muestra de amor con el otro, “te amo tanto que te lo doy todo”. Es una forma de pagar que te quieran.

En el caso de un divorcio también te lo quito todo, la rabia hace que quieras cobrarte todo el amor que le diste. La crencia es, me abandona porque no valgo.

Parejas, que uno da mucho y el otro no da nada o muy poco, es una forma de pagar el amor que recibe, la compañía o el sexo.

Mujeres independientes y trabajadoras, que mantienen a sus parejas, los acogen en sus casas, pagan todo ellas y alguna vez salen a comer fuera y pagan a medias. Miedo a quedarse solas.

Mujeres que sufren en relaciones tóxicas y no se divorcian por sentir que no podrán salir adelante solas. Creencias de no soy capaz de salir sola adelante.

Las claves para ser feliz en pareja

A veces recibimos o damos regalos costosos que no podemos permitirnos porque queremos demostrar así cuanto nos importa la otra persona, esto es necesidad de reconocimiento.

Madres que trabajan duramente fuera y dentro de casa, que se agarran a los hijos ya en edad de independizarse, los anulan dándoles todos los caprichos, consintiendo la falta de respeto, todo por asegurarse el amor a través de los hijos que no tienen de su pareja.

Hay personas que:

  • Compran de forma compulsiva, cosas que no necesitan para llenar vacíos emocionales.
  • Viven año tras año de su vida arrastrando deudas, y acumulando cosas que no necesitan, debido a la creencia de no tengo bastante, no merezco, no puedo…
  • Les cuesta ahorrar, igual que lo ganan lo gastan, miedo a sostener la abundancia y que piensen que son malas personas.
  • Logran mucho dinero pero no tienen calidad de vida, creencias de culpa.
  • Son explotadas, trabajan mucho y ganan poco, creencias de no valgo.
  • Aguantan jefes desconsiderados y tiranos, creencias de no valgo y no importo.
  • Rechazan el dinero, creencias de que el dinero es malo.

Una vez más… el dinero no es bueno ni malo, son tus creencias las que te hacen vivir una vida de abundancia o de escasez.

Todo esto quita a nuestra vida sentido, es un reflejo de los patrones aprendidos, cambiar nuestras creencias nos da la llave para transformar nuestra vida.

¿Te identificas con algunas de estas creencias???

Si estás cansada de luchar y quieres hacer un cambio en tu relación con el dinero, el curso EL SECRETO DEL DINERO ABUNDANTE te dará las claves para atraer la abundancia que deseas de dinero y calidad de vida.

La abundancia es tu derecho de nacimiento

Un abrazo

Madhu Román