Del sexo ordinario al sexo sublime

 

La sexualidad es lo más natural del mundo, la puerta de la vida, nuestra energía vital, negarla es como negarnos respirar.

 

Hay gente que confunde sexo con sexualidad

El cuerpo es el templo del alma, a veces estamos reñidos con el cuerpo y cerrados a la sexualidad sencillamente.

¿Por qué hacemos esto? Porque estamos desconectados y enredados con tabús, miedos, prejuicios y expectativas, creando muros que nos aleja del gozo que nos puede brindar la intimidad. 

Muchos de los problemas en la intimidad tiene que ver por el desconocimiento y desconexión de uno mismo y nuestro cuerpo.

Solo cuando estamos presentes y atentos, tomamos consciencia de que habitar el cuerpo conscientemente es una maravilla. Es el vehículo perfecto hacia todas las experiencias que vivimos y el sexo es una de ellas.

 

La diferencia entre el sexo ordinario y el sexo sublime

La diferencia entre el sexo ordinario y el sexo sublime es la actitud con la que se aman y se entregan los amantes.

A través del sexo ordinario inconscientemente se persigue alcanzar   el placer y el amor que la persona no es capaz de sentir en el día a día en su vida cotidiana creando muchas veces vacío y decepción.

El sexo ordinario es una relación sin alma, solo física, mental, instintiva, tiene una aspiración pobre, limitada.

Son dos cuerpos que buscan calmar su ansiedad y descontento obteniendo un placer momentáneo y limitado.

Los amantes que se conforman con un placer solo físico y genital, lo único que encuentran es sensación de vacío, aburrimiento y desmotivación.

Solo las personas que han logrado desprenderse de creencias limitantes y ha sanado sus heridas del pasado pueden alcanzar y gozar la experiencia del Éxtasis en el presente.

 

El sexo sublime

El sexo sublime no es una técnica, ni tiene que ver con dogmas ni religión, tampoco trata de aprender técnicas y posturas acrobáticas.

Es una maestría que solo los amantes conscientes pueden conseguir desde una actitud meditativa, llena de presencia, amor y gratitud.

La sexualidad consciente es una forma de comunicarse y sentir amor de las más bellas del ser humano, a todos los niveles; físico, mental, emocional, energético y espiritual

Sublime es el sexo que nace en el corazón y no en la cabeza.

Es conexión con tu verdadera esencia, una experiencia divina, vivida más allá del cuerpo, pero a través de él cuerpo.

El amante es el puente que te trasporta a un sentir de unión y serenidad profunda, que nutre la relación y hace crecer la chispa y el gozo entre la pareja.

Deseo que consigas alcanzar el sexo sublime para disfrutar al máximo de tu sexualidad, si crees que tu sol@ no puedes o quieres profundizar más en la materia, te invito a nuestro próximo curso:

Masaje Tántrico. La senda del Éxtasis (Nivel avanzado)

 ¡Te encantará!!!

 

“La espiritualidad y la sexualidad
son los extremos de una misma energía.”
Osho

 

Madhu Roman

www://escuelanamaste.com

 

Por |2019-01-18T11:46:39+00:00enero 16th, 2019|Artículos, Sexualidad, Tantra|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.