La sexualidad es lo más natural del mundo, la puerta de la vida, nuestra energía vital, negarla es como negarnos respir